Los tipos de grifos según dónde estén colocados

La grifería sanitaria se fabrica para ser utilizada en diferentes elementos de los baños de hogares, servicios públicos o locales y empresas.

Según dónde estén colocados los grifos, nos podemos encontrar con distintos tipos, como los que detallamos a continuación:

Grifos en lavabos

Dentro de los grifos de lavabos podemos encontrarnos con distintos modelos. Con uno o dos mandos; con apertura desde centro (la más habitual en los hogares); con doble posición, para regular la cantidad y al presión de salida del agua… Todos estos detalles tendremos que tenerlos claros antes de decidirnos por nuestra grifería.

Por otro lado, es conveniente que pensemos también en la estética, ya que el grifo de lavabo es el que más se ve en el baño, por lo que es recomendable que combine con el resto de elementos del baño. Además, se recomienda un grifo cromado, ya que le aporta un brillo único y evita la corrosión.

Grifos en bidé

Los grifos en bidé tienen una característica que los diferencia del resto: suelen contar con una pieza móvil para regular la dirección del chorro de agua.

Por otro lado, suelen tener menos prestaciones porque se utilizan menos y también son menos visibles, pero lo idóneo es que, estéticamente, haga conjunto con el grifo del lavabo.

Grifos en ducha o bañera

En este sentido, nos encontramos con distintos tipos de duchas y bañeras y, por lo tanto, con distintos tipos de grifería sanitaria en este lugar.

Teleducha

Los grifos en teleducha son aquellos que podemos colgar y descolgar de su soporte, además de ubicar hacia la dirección que más nos interese cuando están fijos.

Rociadores fijos

Se trata de fijos que no podemos colgar o descolgar, sino que están fijos al techo o la pared y somos nosotros quienes debemos movernos para colocarnos bajo el chorro de agua. En este sentido, podemos elegirlos de distintos tamaños y suelen tener una regulación de la presión del agua.

Bañeras o jacuzzis

Hay bañeras o jacuzzis que cuentan con un grifo, más similar al del lavabo, que no puede moverse ni descolgarse de ningún tipo, sino que sirven únicamente para llenar la bañera.

En general, la estética de los grifos de duchas y bañeras suele verse menos, ya que estos elementos normalmente se encuentran tapados por cortinas de ducha. Pero para los más detallistas, tener todos los grifos del baño a juego es un punto a favor a la hora de decorar un baño.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *