Cómo elegir la grifería sanitaria más adecuada para tu baño

A la hora de reformar o elegir de nuevas todo el mobiliario, decoración y distribución de un baño, podemos encontrarnos con numerosas opciones y posibilidades. Por eso, hemos elaborado una guía para que tengáis en cuenta qué tipo de elecciones vais a tener que hacer y sepáis decidir con criterio.

Empezamos por algún concepto básico. La grifería sanitaria de un baño está formada por el lavabo, la ducha o bañera y el bidé. Normalmente estos serán los elementos que nos vamos a encontrar en cualquier baño.

Según la instalación de los grifos, nos podemos encontrar con diferentes opciones:

Grifería sobre repisa

Normalmente, esta instalación es la que suele aplicarse en lavabos y bidés, ya que es la más sencilla y funcional. Los muebles de lavabo y bidés suelen llevar ya el agujero destinado a colocar el grifo. Es importante asegurarse que el grifo escogido se adapta al mueble y lugar donde va a colocarse.

Grifería empotrada

Los amantes de la decoración suelen decantarse por esta opción, aunque en primer lugar hay que verificar que la instalación está preparada para colocar un grifo empotrado, ya que si no el proceso será costoso. En este tipo de situaciones la instalación debe hacerse a medida.

Grifería por instalación mural en la pared

En este caso, los tubos llegan preparados por la pared para que la instalación pueda realizarse de una manera muy sencilla. Esta opción es la más utilizada en grifería sanitaria de bañeras y duchas.

Por otro lado, según el estilo o estética de la grifería sanitaria nos encontramos multitud de modelo, que podrían agruparse a grandes rasgos en cuatro grupos:

  • Clásico
  • Rústico
  • Moderno
  • Vintage

De esta forma, debemos tener en cuenta muchos aspectos a la hora de decidir qué grifería colocar en un baño, según diferentes parámetros, que seguiremos analizando en posteriores artículos. Para poder escoger cada uno de estos modelos, es importante que la grifería haya pasado por su proceso de lijado y pulido para conseguir el acabado deseado.

Qué aportan el lijado, pulido y cromado de metal a la grifería sanitaria

Hemos hablado en otras ocasiones sobre la importancia del proceso de lijado y pulido que tienen que pasar las piezas metálicas para poder conseguir ese acabado final que a todos nos gusta tener en nuestra grifería sanitaria, en nuestro domicilio o en locales comerciales donde trabajamos.

Esta vez queremos resaltar qué es lo que estos procesos de lijado, pulido y cromado provocan en los metales, para poder ser conscientes de lo necesarios que son y de la importancia que tienen.

Eliminación de imperfecciones

Una de las primeras etapas por las que pasa un metal en este proceso que explicamos, es precisamente el lijado. Es aquí cuando se trata, como su propio nombre indica, de lijar la pieza para que posteriormente cualquier imperfección que hubiera en su superficie quede eliminada.

Tras el lijado, la eliminación de las imperfecciones se hará patente en las siguientes etapas de pulido y cromado, como explicamos a continuación.

Superficie unificada

Tras el lijado de la superficie metálica, llega el momento de unificarla y dejarla totalmente pulida, sin imperfecciones ni diferencias de ningún tipo.

Dureza y resistencia

Dentro del proceso de lijado, pulido y cromado los metales adquieren también un plus de dureza y resistencia. Concretamente son las fases de pulido y niquelado/cromado son las que aportan estos factores a la grifería sanitaria.

Brillo

Y, por último, una de las cosas que más llaman la atención del acabado final de las piezas metálicas de grifería sanitaria es su brillo. La fase de pulido comienza a dotar al metal del brillo deseado, y este se consolida en el niquelado y cromado de la pieza, donde adquiere el aspecto final.

De esta forma, podemos observar todo lo que el proceso de lijado, pulido y cromado de metales aporta a las piezas que se someten al mismo, teniendo cada una de las fases su particular función dentro del proceso global.

¿Por qué es tan importante el proceso de lijado y pulido de grifería metálica?

En nuestra propia vivienda o cuando vamos a ver la casa de unos amigos, cuando entramos en un restaurante o cuando nos hospedamos en un hotel, vemos que los baños y cocinas cuentan con una grifería perfectamente brillante y bien acabada.

Y conseguir ese resultado no es algo del azar ni sencillo de lograr. Para que las piezas de grifería que vemos y utilizamos a diario tengan un aspecto tan estético, éstas deben pasar un proceso que se compone de distintas fases, desde que la pieza empieza a ser tratada hasta que se consigue el resultado deseado.

Lijado de metal

Una vez que la pieza tiene las dimensiones deseadas, entra en la fase de lijado, en la que su superficie quedará completamente lijada para posteriormente poder unificarla de la forma más óptima. El proceso del lijado de grifería metálica puede realizarse tanto de manera manual como robotizada, siendo esta última más productiva y eficiente pero siendo necesaria la opción manual para piezas con características especiales.

Pulido de metal

En la fase del pulido, la pieza de grifería adquiere una superficie uniforme y resistente, eliminando cualquier tipo de imperfección que pudiera tener y quedando lista para trabajar en la próxima fase: el niquelado y el cromado.

El pulido de la pieza metálica puede hacerse también de forma manual o robotizada, del mismo modo que ocurre con el lijado de metales.

Niquelado y cromado de metal

Por último, la pieza metálica de grifería entra en la fase de niquelado y cromado. Es en este momento cuando el metal adquiere un mayor brillo, dureza y resistencia. Tras sucesivas capas de níquel, la pieza está casi lista para circular por el mercado. Únicamente quedará el broche final que le aporta el cromo para que el acabado sea perfecto.

Sin todo este proceso, los grifos de locales y hogares no lucirían tan bonitos como lo hacen, por lo que el lijado, pulido y cromado de grifería es un procedimiento muy importante que merece todo reconocimiento.

Grifos originales que darán un toque especial a tu hogar

Un baño, una cocina, un dormitorio, son mucho más que meros emplazamientos de un hogar. El diseño y la decoración de estos lugares dice mucho de la personalidad de quienes habitan el domicilio, de ahí que cada vez más, las personas nos esforcemos por darle un toque especial a cada uno de los detalles y elementos que conforman nuestras casas y pisos.

Nosotros somos especialistas en lijado, pulido y cromado de piezas de grifería y, por ello, hemos hecho una selección de los grifos de metal más originales que podrán darle a tu hogar ese toque tan especial.

Grifo-toallero

grifo4

Nos ha llamado especialmente la atención este diseño tan original de grifería metálica que, al mismo tiempo, sirve también como toallero. Así, no solo tienes la oportunidad de darle un toque personal a tu baño, sino que además lo haces de una forma tan funcional como ésta.

Diseño rectilíneo con botones

grifo3

Otra de las piezas que nos parecen muy acertadas es ésta que tiene un claro diseño de líneas rectas con un chorro de agua diferente y muy original. Además, el hecho de que cuente con botones para abrir y cerrar la salida de agua y para seleccionar si ésta debe salir fría o caliente, le da un toque muy especial y moderno. ¡Nos gusta!

Diseño abstracto

grifo2

Y pasamos de líneas rectas y definidas a todo lo contrario: un objeto abstracto y curvado que funciona como un grifo de metal para baño o cocina. Un diseño sin duda diferente que no dejaría indiferente a nadie.

Grifo vanguardista

grifo1

Sin duda este grifo es una de nuestras opciones preferidas para casas con decoraciones de lo más vanguardistas. La forma que tiene el agua salir es muy impactante y el diseño de la propia pieza también nos gusta mucho. Pero como siempre, para gustos, los colores.

Sea cual sea la pieza de grifería que requiera un lavabo o una cocina, en Jeycaebro somos especialistas en llevar a cabo todo el proceso de lijado, pulido y cromado del metal, tanto de forma manual como robotizada.

Las instalaciones de una empresa de lijado y pulido de metales

Como empresa de lijado y pulido de metales, Jeycaebro cuenta con unas instalaciones completas y pioneras en Aragón. Aunque no todas las empresas de este sector tienen la oportunidad de tener este tipo de instalaciones, a continuación detallamos los elementos más importantes que nos han convertido en la empresa de lijado y pulido de grifería de referencia en nuestra región.

Parque de maquinaria de lijado y pulido

Con la adquisición de los dos robots con los que llevamos a cabo el proceso de lijado y pulido de las piezas metálicas, hemos conseguido hacernos con el parque de maquinaria de este sector más completo de Aragón.

De esta forma, podemos ofrecer una mayor efectividad y productividad a nuestros clientes gracias al robot de lijado, por un lado, y al robot de pulido, por otro. Así, conseguimos unos tiempos de entrega mucho más cortos que si realizáramos todo el proceso de forma manual.

No obstante, también contamos con un equipo especializado para aquellas piezas de grifería que requieran un trato específico y personalizado manualmente.

Planta de depuración de aguas

En Jeycaebro llevamos a cabo también el proceso de niquelado y cromado de las piezas metálicas, última fase que se lleva a cabo con la grifería. En este sentido, contamos con una planta de depuración propia con el objetivo de minimizar el impacto medioambiental derivado de estas actividades de cromado de grifería.

Esta planta cuenta, por supuesto, con toda la normativa vigente que se aplica a este tipo de aplicaciones. De esta forma, no sólo conseguimos posicionarnos como la empresa de lijado, pulido y cromado de grifería de referencia en Aragón, sino que trabajamos también para mantener un respeto y un equilibrio con el medio natural.

Lijado y pulido de grifería ¿proceso manual o robotizado?

Como hemos visto en anteriores artículos, el proceso de lijado y pulido de metales es un proceso de suma importancia ya que, gracias a él, podemos utilizar las piezas de grifería tal y como las vemos en nuestros hogares a diario.

Los grifos que utilizamos en baños o cocinas llevan detrás un largo e importante proceso que ha provocado que luzcan tal y como los vemos en su acabado final. Dentro de este proceso podemos distinguir las siguientes fases:

Lijado del metal

El proceso de lijado consiste principalmente en alisar, reparar y uniformizar una superficie, en este caso metálica. Con el lijado conseguimos que la pieza consiga una apariencia uniforme tras su fabricación, que puede haber traído consigo imperfecciones o daños en la superficie del metal.

Pulido de metal

En el caso del proceso de pulido, lo que conseguimos es unificar la superficie, dejarla lisa y dotar de brillo la pieza que estamos trabajando. Aunque el brillo y la resistencia final se conseguirán con el niquelado y el cromado de la pieza, en el proceso del pulido ya logramos que la superficie lijada se unifique, refuerce y abrillante en gran medida.

Estos procesos de lijado y pulido de metal pueden hacerse de dos formas: de manera manual o con la ayuda de un robot. ¿Cuál es mejor de las dos? Lo cierto es que ambos métodos tienen sus ventajas e inconvenientes.

Por un lado, el método manual requiere una mayor dedicación y tiempo. Se consiguen trabajar menos piezas porque el proceso se realiza de pieza en pieza y lo lleva a cabo una persona. Sin embargo, este método manual permite trabajar piezas con características más peculiares que quizás con una máquina no se pueden mimar tanto.

Por otro lado, los procesos robotizados permiten una mayor productividad en el caso de que los utilice una empresa, ya que puede trabajar más piezas en un menor lapso de tiempo. Pero, como comentábamos, hay piezas con tamaños o formas tan característicos que requieren de un proceso de lijado y pulido manual.

En Jeycaebro contamos con ambas opciones y un equipo especializado en el lijado y pulido de la grifería, capaz de trabajar cualquier pieza tanto de forma manual como de forma robotizada.

La importancia del cromado de piezas metálicas

Cuando hablamos del proceso que tiene que pasar una pieza para convertirse en lo que los usuarios pueden ver como resultado fina solemos referirnos al proceso de lijado y pulido de los metales.

Por supuesto, el lijado y pulido de metales o de grifería representa un proceso de gran importancia dentro de las fases que debe completar una pieza hasta tener la apariencia del acabado. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de la última pero no por ello menos importante etapa que tienen que pasar estas piezas: el cromado o niquelado.

¿Por qué es tan importante el niquelado y el cromado del metal?

Aporta el brillo a la pieza

Tras limpiar cuidadosamente la pieza en cuestión, primero se aplica el níquel, que será el material que dote a la pieza de su particular brillo. El niquelado se lleva a cabo recubriendo el metal de distintas capas de entre 11 y 15 micras de espesor, aproximadamente. De esta forma, se puede garantizar el brillo que quedará en la pieza que se está trabajando.

Aporta resistencia a la pieza

Tras las capas de níquel, se lleva a cabo un recubrimiento de cromo que aporta a la pieza una mayor resistencia, lo que a su vez provoca que la pieza tenga una apariencia todavía más brillante. Es decir, el cromado protege y abrillanta el metal a través de una serie de capas, de espesor mucho más finos que las de níquel, que se sobreponen al proceso anteriormente realizado.

Normalmente ambos procesos se llevan a cabo sumergiendo las piezas en soluciones preparadas con estos elementos y las sustancias necesarias para que tengan el efecto deseado.

Por lo tanto, el niquelado y cromado de la pieza es un proceso esencial para conseguir que los metales tengan el aspecto que realmente queremos, dotándoles de una resistencia y un brillo óptimos para su distribución.

Cómo pulir grifería de latón de forma casera

En casi todos los domicilios, por no decir en la totalidad de los mismos, nos encontramos con piezas de metal y grifería que, con el paso de los años, pueden perder su apariencia brillante y su estética perfecta.

Si nos encontramos con el caso de piezas sueltas y queremos recuperar su brillo y su apariencia inicial, podemos llevar a cabo una serie de pasos caseros con los que conseguiremos restaurar al máximo la pieza.

El primero de los pasos es el lijado, que se aconseja hacer de más a menos, es decir, utilizar primero un grano de aproximadamente 350 para pasar después a 500 y así, sucesivamente, hasta llegar a 2.000. Con esto conseguimos eliminar cualquier tipo de araño o desperfecto superficial.

Después pasamos a la parte del pulido. En este caso, podemos llevar a cabo este proceso con un taladro de baja velocidad, acoplándole un disco de pulido. Estos discos están a la venta en tiendas especializadas en bricolaje o ferreterías, y suelen ser de algodón.

Antes de proceder al lijado, debemos rociar la pieza que queremos pulir con una pasta específica para este fin. De esta forma, y si el trabajo se realiza a conciencia, se podrá obtener una superficie con un acabado final que va más allá del mate y consigue un brillo estupendo. Aunque el acabado final depende, por supuesto, del tipo de pasta que usemos para este trabajo y del empeño que pongamos en conseguir que el resultado sea óptimo.

Con un par de capas de cera el brillo será evidente y, repitiendo este proceso cada cierto tiempo, conseguiremos que la superficie de las piezas que nos interesan luzcan siempre perfectas.

Como hemos podido comprobar, el pulido de piezas de metal también es posible llevarlo a cabo desde casa y conseguir así restaurar nuestra grifería para que parezca siempre que está como nueva.

Jeycaebro S.L., una empresa comprometida con el medioambiente

Jeycaebro S.L. dispone de una planta de depuración de aguas residuales a través de la cual consiguen minimizar el impacto medioambiental de sus actividades de cromado de grifería. Esta planta de depuración cumple con todas las normas que exige la legislación vigente para conseguir esta reducción de contaminación al medio natural.

La empresa zaragozana de pulido y lijado de metales, Jeycaebro S.L., es una compañía preocupada por el medio ambiente y comprometida con el respeto a los recursos naturales.

En una época en la que el cambio climático vuelve a ser el centro de los debates por el máximo cuidado que debemos tener hacia nuestro entorno natural, empresas como Jeycaebro S.L. realizan su aportación para que el cuidado del medioambiente sea una realidad diaria.

Proceso integral de pulido, lijado y cromado de grifería

Jeycaebro S.L. es la empresa de referencia en el sector del pulido y lijado de metales en Zaragoza. Cuentan con los recursos necesarios para llevar a cabo estos procesos de una manera integral, logrando unos resultados óptimos. Gracias a sus dos robots de pulido y lijado, consiguen aumentar la productividad y disminuir el tiempo del proceso, adaptándose a cualquier forma o tamaño que tenga la pieza que se necesite pulir y lijar.

Además, Jeycaebro S.L. también realiza el proceso de cromado de grifería, una fase esencial dentro de este trabajo. El cromado y el niquelado consiguen aportar ese acabado profesional y un brillo perfecto a las piezas.

De esta forma, Jeycaebro se posiciona a la cabeza de su sector, pudiendo presumir de contar con una robótica especializada en el ámbito del pulido y lijado de grifería y poniendo los medios necesarios para reducir al mínimo su contaminación al medio ambiente.

 

Jeycaebro.s.l., empresa pionera en robotizar el lijado de grifería en Zaragoza

Después de 10 años de experiencia trabajando en el sector del pulido de grifería sanitaria, la empresa Jeycaebro S.L. tomó la decisión de ocupar ese vacío de mercado que existía en el pulido y cromado integral de grifería y automatizar todo el proceso de lijado.

Para ello, en Jeycaebro querían principalmente llegar a conseguir una reducción en los tiempos de fabricación y en los costos sin sacrificar la calidad y conseguir una mayor rentabilidad.

Toda una propuesta ambiciosa pero, al mismo tiempo, clara y realista que podría llevarles a cubrir un negocio no explotado en la capital aragonesa. De esta forma, se pusieron manos a la obra y comenzaron a investigar de qué manera podrían llegar a conseguir sus objetivos y ver así su objetivo empresarial cumplido.

La empresa planificó utilizar un robot de brazo articulado de seis ejes

Ante la necesidad de un robot con una alta velocidad y un proceso repetitivo que fuera capaz de garantizar una calidad constante, investigaron y valoraron distintas opciones que incluían la exigencia de que la maquinaria en cuestión tuviera una gran flexibilidad para realizar cualquier pieza.

En el año 2005, Jeycaebro S.L., la empresa líder en pulidos de metales en Zaragoza, se decidieron por una célula robotizada , un Kuka krc1 con capacidad de carga de 16 kilos, montado con 4 estaciones de lijado que incluía, además, varios tipos de bandas de lijado.

El resultado

Comparado con la manipulación manual que realizaban anteriormente, la automatización completa del lijado dio como consecuencia un mayor rendimiento y una mayor rentabilidad. Es por ello que Jeycaebro consiguió cubrir ese nicho de mercado sin explotar y la empresa fue capaz de automatizar todo el proceso de lijado, convirtiéndose así en el negocio de referencia de su sector en la capital aragonesa.